logo%20montse_edited.jpg
montsepijuan_edited.png

SALSA DE TOMATE ENRIQUECIDA

SALSA DE TOMATE ENRIQUECIDA

¿Quién se resiste a una buena salsa de tomate casera?… ¿nadie verdad? Aquí va otro clásico de todas las cocinas pero versionado.

En este caso se trata de una salsa de tomate igual de versátil pero enriquecida con más verduras que le aportarán más nutrientes y ayudarán a reducir su acidez, casi sin alterar su aspecto y sabor original. Además, al llevar zanahoria le dará un toque dulce parecido a la receta clásica que a los niños les encantará.

Como os decía en un artículo que escribí hace unas semanas, para llevar una alimentación saludable hemos de buscar alternativas a esos productos procesados que nos desvitalizan. Hemos de naturalizar nuestra alimentación buscando alimentos primarios que el cuerpo reconozca fácilmente y esta receta está llena de estos alimentos.

Con los años me he dado cuenta que hay muchos niños «adictos» a las salsas de tomate industriales y que no toman un plato de verdura o un pescado si no van acompañados de ella y la opción que os presento es una muy buena alternativa para iniciar el cambio.

Es rica en antioxidantes, muy necesarios para reparar el organismo y también en fibra, que mantendrá a ralla el azúcar y el colesterol en la sangre y cuidará de los intestinos. Como lleva remolacha será muy indicada en casos de anemia por su contenido en hierro y como también tiene vitamina C os ayudará a absorberlo. Una gran combinación. Tanto la zanahoria como la remolacha son excelentes depuradoras del hígado y de la sangre. Además, la zanahoria es uno de los alimentos con más betacaroteno (provitamina A), un potente antioxidante que protege del cáncer y cuida de la piel y vista.

Como curiosidad, al contrario de lo que pasa habitualmente al cocinar los alimentos, al cocinar el tomate con una grasa (en nuestro caso con aceite de oliva virgen extra) a fuego medio-bajo aumentamos el poder del licopeno que contiene.

Os recomiendo comprar unos cuantos quilos de tomates ahora, en verano, que es la temporada de su recolección y dedicar una mañana a preparar esta salsa y a envasarla en tarros de cristal para congelarlos o hacerlos al baño maría, así podréis disfrutar de ella los meses de otoño e invierno, aunque con moderación porque el tomate es una fruta que enfría mucho el cuerpo.

Y ahora….. ¡a disfrutarla!

image001.png

SALSA DE TOMATE ENRIQUECIDA

45 min

45 min

400 ml

Descarga Receta en PDF

Ingredientes

- 4-5 tomates maduros

- 1 cebolla mediana

- 3 zanahorias

- 1/2 remolacha cruda

- 1 ajo

- orégano seco

- 2 c.s. vinagre de umeboshi

- 1 c.s. miel cruda (u otro endulzante: pasta de dátil, azúcar de coco, eritritol…)

- aceite de oliva virgen extra

- sal sin refinar

Pasos

    1. Saltear la cebolla cortada a medias lunas hasta que esté transparente.

    2. Añadir el ajo cortado o chafado y sofreír unos minutos.

    3. A continuación, verter la remolacha cortada a trozos pequeños y las zanahorias cortadas a rodajas y lo sofreís todo unos 5 minutos más.

    4. Rallar los tomates y también los sofreís 10 min con el resto, para que se vaya evaporando su agua.

    5. Cubrir con agua 1/4 parte y lo dejáis hervir unos 15-20 minutos tapado a fuego suave.

    6. Triturar en un robot de cocina con el vinagre de umeboshi y la miel al gusto. Antes de triturar todos los ingredientes os recomiendo sacar un poco de líquido de la salsa. Siempre estaréis a tiempo de ponérselo en el último momento porque a veces puede quedar demasiado líquida.

    7. Al final, poner el orégano a vuestro gusto.

Tips

    - Para todos aquellos que queráis eliminar o reducir la ingesta de tomate pero que estéis viciados a la salsa de tomate, podéis versionar esta receta sin utilizarlos. Sí, sí, será una versión de salsa de tomate sin tomate. Os sorprenderá el resultado, su aspecto y sabor son muy parecidos a la clásica salsa de tomate. En casa, normalmente cocino esta versión y nos encanta. Queda genial encima de la pizza, acompañando un plato de pasta (integral), un salmón a la plancha con quinoa… os animo a que la probéis y a que experimentéis haciendo vuestra propia versión.