logo%20montse_edited.jpg
montsepijuan_edited.png

GAZPACHO DE SANDÍA

GAZPACHO DE SANDÍA

Estamos entrando con paso firme en los meses de calor intenso y me apetece presentaros una receta que hace años que cocinamos en casa y que nos ayuda a sobrellevar las altas temperaturas, os hablo de una versión extra refrescante del gazpacho: ¡el gazpacho de sandía! Es muy rico, de sabor dulzón pero sin azúcares añadidos. Así de simple y así de rico. Sólo tiene un inconveniente… cuando lo pruebas hay el riesgo de hacerse adicto. Os confieso que yo lo soy.

Al ser raw (alimentos crudos) está lleno de vitaminas, mantiene sus enzimas y ofrece altas dosis de hidratación. Un gran aliado para esta época del año.

Además, como estamos en plena temporada de la sandía y del tomate, su sabor y nutrientes están en su punto álgido, un regalo de la naturaleza que no podemos desaprovechar, nada que ver con los tomates de invernadero de sabor insípido y carentes de vitalidad.

La sandía es una de las frutas que contiene más agua (un 93%) por eso tiene tanto poder diurético y depurativo, perfecta para hidratarnos en verano. Es rica en betacarotenos, vitamina C, del grupo B, manganeso y potasio. Al igual que el tomate también es rica en licopeno, o sea que en esta receta tendremos dosis extras de antioxidantes.

Ideal para toda la familia porque con su sabor disfrutarán tanto los pequeños como los mayores.

Sin más dilaciones os dejo aquí la receta…


image001.png

GAZPACHO DE SANDÍA

20 min

--

4 Raciones

Descarga Receta en PDF

Ingredientes

- 400 g sandía

- 400 g tomates maduros

- 1 pimiento rojo

- 1 pepino

- 3-4 c.s. aceite de oliva virgen extra

- 1-2 c.s. vinagre de manzana (sin pasteurizar)

- sal marina sin refinar

Pasos

    1. Lavar y cortar las verduras y la sandía.

    2. Incorporar todos os ingredientes en un procesador de alimentos potente y triturar hasta obtener una textura aterciopelada. Si no tenéis un robot potente probablemente lo tendréis que colar porque os quedaran algunas pieles y semillas.

    3. Rectificar de sal y de vinagre.

    4. Para emplatar le podéis poner unos cubos pequeños de sandía, pimiento, pepino y unas gotas de aceite.

Tips

    - Si tomáis el gazpacho horas después de prepararlo, muy probablemente se separará la parte líquida de la sólida, pero si lo agitáis enérgicamente se volverá a emulsionar.
    - Recordad que el vinagre de manzana mejor que no sea pasteurizado, así aprovecharéis su efecto probiótico.