logo%20montse_edited.jpg
montsepijuan_edited.png

CREPS BRETONAS DE APROVECHAMIENTO

CREPS BRETONAS DE APROVECHAMIENTO

¿A quién no le apetece una crep?! Dulce, salada… para desayunar, comer, merendar, cenar… para celebrar algo… Pensar en una crep es pensar en un momento especial ¿verdad?

A mí personalmente me gusta hacerlas los domingos por la noche para terminar la semana con goce, pudiendo disfrutar del cierre de la semana sin tener ese bajón tan común del “¡oh noooo, mañana es lunes!!!”. Además, al ser tan versátiles podemos aprovechar los restos de comida de la semana y crear preparados nuevos.

Ah! y si os sobran algunas creps las podéis conservar en un tupper hermético en la nevera y recuperarlas otro día como desayuno o merienda para vuestros hijos.

Hacer una crep es fácil y divertido con lo que puede ser una oportunidad para que los hijos os ayuden en su elaboración. Es una oportunidad de tener un tiempo exclusivo con ellos. Os lo podéis plantear como un momento de conexión mutua, sin prisas, sin juicios, sin dar órdenes constantemente, incluso sin expectativas, simplemente con la única intención de tenerles cerca, de “estar presentes” y ¡a ver qué pasa! Os pueden sorprender. Hay hijos que de repente empiezan a contar cosas que les han ocurrido a lo largo de la semana, cosas que llevaban dentro y que no habían tenido la oportunidad de expresar o hijos que no emiten palabra y se concentran absolutamente en la tarea y muestran su potencial creativo o hijos que quieren hacer de profesores de cocina, que de hecho ¡este es mi caso! Jan sigue en la etapa egocéntrica: “mami yo te enseño”, “mami lo hago yo”, “tu no me ayudes”…. ¿os suena? seguro que a más de uno sí. También podemos disfrutar de estos momentos.

Retomando el hilo de la receta, voy a hablar del trigo sarraceno (o alforfón) ya que es el ingrediente principal. Se considera un pseudocereal porque botánicamente no pertenece a las gramíneas pero culinariamente se utiliza como un cereal. Es muy interesante porque tiene minerales (magnesio, cobre y fósforo en menor proporción), fibra, no contiene gluten y es más rico en proteínas que otros cereales. Aunque debemos tener en cuenta que es fácil de absorber porque contiene anti-nutrientes que nos lo dificultan, pero podéis minimizar estos efectos haciendo un remojo previo. Con este paso tan sencillo lo haréis más digerible y la absorción de minerales será más alta. (Si queréis más información sobre la activación-remojo de las semillas hay un escrito colgado en el blog).

Otro aspecto que me gustaría destacar es que es un grano que calienta mucho el cuerpo, sobre todo el riñón, por eso está más indicado cocinarlo en épocas de frío, otoño e invierno.

Deseo que disfrutéis de la receta.


image001.png

CREPS BRETONAS DE APROVECHAMIENTO

20 min

10 min (+ 8 h de remojo)

4 Raciones

Descarga Receta en PDF

Ingredientes

Masa de la crep:

- 100 g trigo sarraceno en grano (1/2 vaso)

- 1/2 vaso de bebida de almendra (u otros bebida vegetal)

- 1 huevo

- 1/2 c.p. de sal

- 1 c.s. de miel (opcional)

- 1 c.p. aceite de oliva virgen extra o de coco o ghee

Relleno:

- hojas variadas de lechuga y de espinacas que tengáis en la nevera

- aguacate

- sobras de la semana: algún sofrito, salteado, salsas…

- frutos secos tostado (pipas de girasol, avellanas, anacardos, pistachos …)

- queso de cabra rallado o levadura nutricional

Pasos

    1. Limpiar el trigo sarraceno debajo del grifo, escurrir y poner en un bol cubierto con 1 vaso de agua. Dejar en remojo unas 8 horas para aumentar su digestibilidad y eliminar los antinutrientes.

    2. Cuando llegue el momento de preparar las creps, escurrir el trigo sarraceno y volver a limpiar debajo del grifo.

    3. En un procesador de alimentos o una batidora poner todos los ingredientes menos el aceite. Triturar bien hasta que quede una masa homogénea.

    4. Poner unas gotas de aceite en una sartén antiadherente de unos 30 cm, que quede bien repartido y cuando esté caliente añadir un cucharón de masa de la crep y repartir por toda la sartén. Cuando veáis que se va despegando dar la vuelta y dejar que se vaya cocinando unos minutos más.

    5. Hacer el mismo procedimiento con toda la masa.

    6. Preparar las verduras que pondréis dentro la crep: tiras de zanahoria, hojas de lechuga, dados de aguacate, germinados…. es un buen momento para sacar todos los restos de la nevera, salteados y salsas que os hayan sobrado, así comenzaréis la semana con el contador a 0 y con energías renovadas.

Tips

    - *Las creps son un plato que acostumbra a gustar a todo el mundo así que es una buena forma de acabar la semana, además de que con diferentes rellenos podéis variar mucho.

    - Si queréis hacer más cantidad de masa la podéis doblar y congelar, así la tendréis para otra semana. Cuando la descongeléis probablemente la parte líquida se separará de la sólida, pero removiendo enérgicamente con una cuchara o una batidora la volveréis a emulsionar.