logo%20montse_edited.jpg
montsepijuan_edited.png

CREMA DE CALABAZA, ZANAHORIA CON HUEVO HERVIDO, SHIITAKES Y BACÓN

CREMA DE CALABAZA, ZANAHORIA CON HUEVO HERVIDO, SHIITAKES Y BACÓN

Hay días que las horas no me dan más de si y cuando llego a casa por la noche sólo me apetece cenar algo rápido de preparar, pero que sea reconfortante y nutritivo. Y la opción de una crema de temporada con muchos toppings por encima me encanta.

En casa tengo la costumbre de cocinar una crema de verduras semanal que voy variando semana a semana y según la temporada. Añado el doble de verduras en el cocinado y así tengo para 2 comidas. Me permite ahorrar tiempo y tener la tranquilidad de que en esos días en los que tengo más trabajo y poco tiempo para cocinar tengo una crema como alternativa.

Para complementarla podéis hervir unos huevos que os aportarán proteína de calidad y os saciarán y también añadir esas verduras que os hayan sobrado de otros preparados, cortadas por encima (espárragos, setas, alcachofas...). Las diferentes texturas no ayudarán a masticar más, ¡incluso la crema!

Si además le queréis dar un toque más crujiente al plato podéis cortar unos frutos secos ligeramente tostados (almendras, avellanas, anacardos, nueces...) y espolvorear por encima la crema.

Deseo que os guste.

image001.png

CREMA DE CALABAZA, ZANAHORIA CON HUEVO HERVIDO, SHIITAKES Y BACÓN

40 min

25 min

1,5 l

Descarga Receta en PDF

Ingredientes

Crema de calabaza y zanahoria:
- 700 g – 1 kg calabaza
cacahuete
- 1 zanahoria
- 1 cebolla grande
- 1 puñado de almendras ligeramente tostadas*
- 1. c.p. shiro miso
- agua mineral (o caldo)
- 2 dientes de ajo
- 1 c.p. rasa de sal marina
- aceite de oliva virgen extra
- hierbas provenzales
- gomasio o sésamo molido
Salteado de shiitakes:
- 180 g de shiitake
- hierbas provenzales
- aceite de oliva virgen extra
- sal marina (sin refinar)
Huevo hervido:
- 4 huevos (eco)
- sal marina
- bacon (eco)

Pasos

    1. Sofreír la cebolla cortada en medias lunas en una olla con un poco de aceite y pasados 3-4 minutos incorporar el ajo laminado, remover 3 minutos más y tapar.
    2. Pelar la calabaza y la zanahoria, y cortarlas en trozos medianos. Para pelarlas podéis utilizar un pelador tradicional de patatas, va muy bien.
    3. Cuando la cebolla esté transparente, añadir la calabaza, la zanahoria, las hierbas provenzales, la sal y sofreír unos 10 minutos tapado. Remover de vez en cuando para que no se pegue.
    4. Poner una olla con agua y 1 c.p. de sal al fuego, y cuando hierva añadir con cuidado los 4 huevos. Va muy bien introducirlos con una cuchara, uno a uno para que no se den golpes y así evitar posibles fisuras y que se desparrame la clara. Hervir 5-6 minutos, no más, así la yema no se cocerá.
    5. Cuando los huevos ya estén hervidos es importante, sacarlos y ponerlos debajo del grifo o en un bol con agua fría para cortar la cocción.
    6. ¡Y seguimos con la crema! Cubrir las verduras con agua o caldo, lo justo para que quede una crema bien cremosa. Tapar y hervir unos 5 minutos hasta que veáis que la calabaza esté tierna pero no deshecha.
    7. En una paella con un poco de aceite saltear las setas shiitake previamente lavadas y cortadas. El fuego tiene que ser fuerte para sellarlas y que no desprendan agua. Cuando estén doradas poner las hierbas provenzales y salpimentar. Mezclar bien y cocinar un par de minutos más para que se integren los sabores. Reservar.
    8. Retirar del fuego la crema y añadir 1 puñado de almendras y la 1 c.p. de miso.
    9. Triturar todo en un robot de cocina potente y rectificar de sal si fuera necesario.
    10. Cortar con un cuchillo el otro puñado de almendras tostadas. No hace falta que sean trozos muy pequeños porque es para darle un toque crujiente a la crema.
    11. Servir la crema con las setas, el bacon y el huevo partido por la mitad, por encima y finalmente espolvorear con las almendras y el gomasio.


Tips

    - *Si tenéis almendras crudas las podéis tostar vosotros mismos en el horno unos 8 minutos a 160⁰C y vigilando que no se doren demasiado porque se quemarían sus ácidos grasos.
    - Las cantidades que os ponemos para hacer la crema son para 2 cenas. Así con un cocinado hacéis el doble y ahorráis mucho tiempo. Una parte la podéis conservar en la nevera y consumir pronto, y la otra la podéis conservar en un tarro de cristal y congelar. ¡Vigilar de no llenar el tarro hasta arriba porque se puede romper! Cuando congelamos algunos alimentos aumentan su volumen.
    - Os aconsejamos que los huevos y el bacón sean ecológicos o de animales de pastura porque es en la grasa animal dónde se acumulan más tóxicos. Para que los huevos sean ecológicos tienen que ser del nº0 (el primer dígito impreso en la cáscara del huevo).