logo%20montse_edited.jpg
montsepijuan_edited.png

CREMA DE CALABACÍN Y ANACARDOS

CREMA DE CALABACÍN Y ANACARDOS

Esta crema es fácil de hacer, hidratante, depurativa y polivalente porque nos la podemos tomar tanto fría como caliente. Ideal para calentar el cuerpo las noches más frescas o enfriarlo cuando el calor aprieta. Y fácil de digerir.

Al llevar miso, sus enzimas naturalmente presentes ayudarán a nuestros intestinos a digerir mejor los nutrientes.

Para aquellos que no hayan utilizado nunca el miso, se trata de una pasta terapéutica resultante de la fermentación de la soja con un fermento que se llama koji. Regenera la flora porque contiene bacterias probióticas, ayuda a combatir los parásitos intestinales, remineraliza y desintoxica el cuerpo. Es la mejor forma de introducir la soja en nuestros platos sin tener los efectos contraproducentes que tiene cuando la tomamos en forma de bebida o en grano. Existen 4 variedades de miso:

– Hatcho miso: hecho solamente con soja.
– Shiro o kome miso: soja + arroz blanco.
– Genmai miso: soja + arroz integral.
– Mugi miso: soja + cebada.

Cuanto más oscuro es el miso más fuerte es su sabor.

Es muy importante que no esté pasteurizado para aprovechar todas sus propiedades y tampoco deberá hervir cuando lo utilicemos en nuestros platos. Lo mejor es disolverlo en un líquido que esté un poco caliente y mezclarlo con los otros alimentos una vez terminada la cocción del plato que estemos preparando.

El ingrediente principal de la crema es el calabacín, una hortaliza que pertenece a las cucurbitáceas como las calabazas y que está compuesta en un 85% de agua. Contiene vitaminas como la C, la B9, provitamina A (betacaroteno) y una alta concentración de luteína que nos ayudará a mantener una vista saludable. Tiene un gran poder antioxidante y diurético.

Para obtener todos estos beneficios es importante que lo cocinemos con piel y por ello, una vez más os recomiendo que lo compréis ecológico.

Al mezclar la crema con anacardos le damos un extra de cremosidad. Una alternativa ideal a la crema de leche, además de aportarnos ácidos grasos saludables y algo de proteína.

Dicho, esto…¡aquí os dejo la receta! Deseo que os guste.

image001.png

CREMA DE CALABACÍN Y ANACARDOS

20 min

15 min

1 l

Descarga Receta en PDF

Ingredientes

- 2 calabacines

- 1 cebolla

- 1 puñado de anacardos

- 1. c.p. shiro miso (el que os guste más)

- agua mineral o caldo

- 1 c.p. rasa de sal marina

- aceite de oliva virgen extra

Pasos

    1. Sofreír la cebolla cortada en medias lunas en una olla con un poco de aceite y pasados 3-4 minutos tapar.

    2. Cuando esté transparente, incorporar el calabacín cortado en láminas y sofreímos unos 3 minutos más.

    4. Cubrir con agua y hervir tapado unos 5 minutos hasta que el calabacín esté al dente.

    5. Retirar del fuego y añadir los anacardos y 1 c.p. de miso.

    6. Triturar con una batidora potente.

    7. Rectificar de sal al final porque el miso ya tiene un sabor fuerte y remover bien para que se disuelva.

Tips

    - Recordad que para aprovechar las propiedades probióticas del miso éste no debe estar pasteurizado y tampoco debe hervir durante el cocinado.