logo%20montse_edited.jpg
montsepijuan_edited.png

BOQUERONES MARINADOS

BOQUERONES MARINADOS

Me encanta esta receta por varios motivos. El primero porque me la enseñó mi madre hace años y lo considero un pequeño regalo. Sé que siempre formará parte de mi recetario culinario básico…(pero os he de confesar que aunque hace tiempo que la hago ¡a ella siempre le queda mejor! Si la pudierais probar seguro que sonreiríais de placer.

Otro motivo es que es muy pero que muy fácil, rápida de hacer. Si compráis los boquerones limpios en la pescadería, sin vísceras ni espinas ahorraréis mucho tiempo.

Además es una receta económica. Y al ser en crudo es una excelente forma de tomar pescado azul pequeño sin alterar sus omegas.

Y por último pero no menos importante está requeté buena y es saludable: una fuente importante de omega-3, proteínas de alto valor biológico y vitamina B-12.

Casi podría asegurar que en casa ha pasado a ser un clásico porque está en muchas de las comidas familiares. Creo que cualquier excusa nos sirve para preparar estos boquerones, un cumpleaños, la Navidad, un proyecto nuevo, un desayuno tranquilo….

Normalmente, los servimos encima de una rebanada de pan de espelta integral o un pan de semillas y tomate rallado por encima. Ahora que es verano os lo recomiendo aún más porque los tomates son muy dulces y la mezcla de todos los sabores, salado, ácido y dulce resulta exquisita, mmmm… una explosión de sabores en la boca.

Algunas veces, mi hijo Jan de 6 años hace su propia versión y también le pone láminas de aguacate y queda de vicio.

Es un plato muy sencillo y más resultón de lo que parece, os lo aseguro.

image001.png

BOQUERONES MARINADOS

20 min (+ macerado + congelado)

4-6 h macerado

4 Raciones

Descarga Receta en PDF

Ingredientes

- 300 g boquerones abiertos y limpios (sin cabeza, espinas ni tripa)*

- vinagre de manzana (sin pasteurizar) que cubra los boquerones

- sal marina

- mezcla de pimientas (recién molidas)

- aceite de oliva virgen extra

- 2 ajos

- 4 ramas de perejil

Pasos

    1. Pon los boquerones dentro de un bol con agua muy fría para limpiarlos. Aclarar debajo del grifo con agua fría. Repetir el proceso hasta que el agua salga limpia, unas 2-3 veces. Escurrir bien y congelar mínimo 2-3 días a -20°C para prevenir el parásito anisakis.

    2. Una vez descongelados, volver a poner debajo del grifo para sacar alguna impureza sobrante y después dejar en un bol cubiertos con el vinagre entre 2 y 4 h. Cuantas más horas los dejéis macerando más sabor a vinagre tendrán y cuanto más frescos sean más blancos y tersos os quedarán.

    3. Escurrir muy bien y picar el ajo y el perejil pequeñito. Reservar.

    4. En un tupper de cristal (con tapa) poner una capa de boquerón, sal, pimienta abundante, un poco de ajo y perejil picado y aceite que los cubra., Así sucesivamente hasta terminar con los boquerones.

    5. Recomiendo dejar reposar unas horas en el aceite antes de comerlos porque se habrán impregnado del condimento y estarán más jugosos.

Tips

    - * Recordad que debemos congelar el pescado 72 horas si lo vais a tomar crudo o medio crudo, para prevenir una infección con el parásito anisakis. (Recomendaciones del Ministerio de Sanidad).