logo%20montse_edited.jpg
montsepijuan_edited.png

YA TENEMOS AQUÍ LA VUELTA AL COLE


Otra vez estamos en la casilla de salida y los niños empiezan un nuevo curso con nuevas ilusiones, ganas de compartir, un poco de nervios y algún que otro miedo, entre otras cosas. En cualquier caso, tanto los niños que ponen por primera vez los pies en un jardín de infancia como los que ya llevan unos años más de experiencia en la espalda, necesitan ser ACOMPAÑADOS con calma, amor y mucha comprensión, tanto por parte del profesorado como de los padres.


Es necesario este acompañamiento para que se sientan seguros y poco a poco puedan desplegar todo su potencial. Además de que cuando todos actuamos así, con humanidad y respeto, fortalecemos el binomio familia-escuela.


Los próximos días serán intensos. Es verdad que hay adaptaciones más fáciles que otras, pero en cualquier caso es muy probable que los niños estén más cansados, incluso agotados, más sensibles, tristes o angustiados. Y es normal, no es fácil separarse de las personas de apego, pasarán un montón de horas fuera de casa y tendrán que afrontar múltiples situaciones estresantes. Y lo que no hayan podido digerir, lo van a acumular y lo expresarán como puedan cuando sientan que están en un “terreno seguro”.


Estemos atentos para conectar con lo que les pasa, entenderlos y si fuera necesario contenerlos, sin culpar ni juzgar. No hagamos nuestras sus reacciones. No sintamos sus desbordamientos como ataques personales. Simplemente nos expresan su malestar y necesita ser validado y acompañado.


Tampoco les proyectemos nuestros miedos. Nuestras experiencias pasadas ya pasaron y son únicamente nuestras, no tienen nada que ver con las vivencias que les esperan a ellos.


Hagamos “cueva”, recogimiento, demos abrazos, muchos contacto físico, busquemos espacios familiares confortables, respetemos las rutinas de sueño, busquemos momentos agradables (leer cuentos, pintar, hacer manualidades, galletas etc.) paseos tranquilos por la naturaleza etc. En definitiva, mucho confort para bajar las alertas y que recuperen el equilibrio interno.


Buena adaptación escolar a todos y ¡seguimos!