logo%20montse_edited.jpg
montsepijuan_edited.png

PARA EDUCAR CON RESPETO PRIMERO NOS HEMOS DE RE-EDUCAR

Actualizado: 16 sept




Siguiendo con el post anterior, quiero tirar un poco más del hilo para humanizar la figura de los padres y de los profesionales de la educación porque el proceso de educar a los más pequeños puede ser muy enriquecedor, pero también agotador. Y es saludable reconocerlo como una realidad.


Mientras educamos podemos sentir una paleta de sentimientos amplísima, desde el amor más profundo hasta un rechazo intenso, porque cada uno tiene su propia mochila en la que resuena lo del otro y porque el arte de educar no es un proceso lineal en el que siempre se fluye en armonía. Es más bien un vaivén en el que se movilizan cosas a nivel consciente e inconsciente y a veces, no es fácil seguir el ritmo de este balanceo, incluso podemos llegar a sacar lo peor de nosotros mismos.


Y ¿qué podemos hacer cuando esto ocurre?


- Ver cómo estamos, qué sentimos (rabia, tristeza, soledad, inseguridad…), detectarlo y si el sentimiento nos empieza a desbordar, hemos de parar y respirar profundamente o salir de la situación en la que estamos con el objetivo de bajar la intensidad de lo que sentimos, volver a conectar con el cuerpo, relajarlo y así poder reaccionar más serenamente y sin herir al otro.


- Y si no hemos sido capaces de poner el freno a tiempo y hemos reaccionado de forma brusca, entonces será importante reparar. Pedir perdón, reconocer que nos hemos desbordado y que pondremos todo nuestro empeño para que no vuelva a ocurrir.


En cualquiera de las dos situaciones es importante que una vez haya pasado el conflicto, hacer un trabajo de introspección. Ver qué situaciones nos suelen remover porque normalmente tienen un denominador común. Ver qué sentimos en el momento que ocurren, qué pensamientos tenemos al respecto y qué reacciones alternativas podemos tener. Así, aumentaremos nuestro nivel de conciencia y será más fácil evitar que nos desbordemos otra vez.


Para educar con respeto nos hemos de re-educar y como se trata de un proceso, con tiempo y práctica lo podremos lograr.