logo%20montse_edited.jpg
montsepijuan_edited.png

MÁS PASEOS POR LA NATURALEZA PARA DESARROLLAR LA INTELIGENCIA

Actualizado: 18 sept



Estudios recientes demuestran que la plasticidad neuronal del cerebro no es algo exclusivo de los primeros años de vida sino que va más allá. Es muy difícil especificar cuánto más, pero estos estudios dan a entender que cuidando nuestro cerebro y el de nuestros hijos con actividad física, una buena alimentación y técnicas para regular el estrés, seguirá haciendo conexiones neuronales a lo largo de los años. Es decir, no se trata de un proceso estático como se pensaba hasta hace poco, sino que la capacidad para adaptarnos a las situaciones y cambiar también se va desarrollando en la etapa adulta.


Entonces, lo importante será poner nuestros esfuerzos en generar las condiciones adecuadas para que el cerebro desarrolle sus funciones eficazmente. Y como os decía antes, la actividad física es una de ellas. Con el movimiento: caminando, bailando, haciendo deporte etc. el cerebro hace nuevas conexiones neuronales, incluso más que resolviendo problemas cognitivos sentados en una silla.


Sabiendo esto y precisamente ahora que volvemos a estar confinados podemos aprovechar para dar paseos largos por la naturaleza con nuestros hijos, así todos bajaremos las revoluciones, ganaremos vitalidad, podremos fortalecer el vínculo y sin darnos cuenta desarrollaremos zonas del cerebro implicadas con la memoria, la atención y la creatividad.