logo%20montse_edited.jpg
montsepijuan_edited.png

FLUIR CON LA NATURALEZA NOS ARMONIZA

Actualizado: 16 sept


Fluir con la naturaleza nos permite conectar nuestros propios ritmos con los que son intrínsecos a la vida, dándonos la oportunidad de estar en el PRESENTE y de poder conectar con nuestro mundo interior. Porque andar tranquilamente por un bosque, ver sus árboles, escuchar el viento, observar la luz... no es un simple ejercicio de andar activando la circulación y aumentando el ritmo cardíaco, que también, va mucho más allá. Nos ayuda a bajar las revoluciones, a cargarnos de vitalidad, a acallar el ruido mental y a agudizar los sentidos y a arraigarnos en el cuerpo.


¿Y porque es tan importante esto? Pues porque el cuerpo es el contenedor físico de nuestras emociones y si estamos más atentos a sus sensaciones podremos conectar con nuestro sentir, que es la brújula interior que nos va marcando nuestro camino. Las emociones están para sentirlas, validarlas e interpretarlas. Negándolas o tapándolas lo único que conseguimos es perpetuar un malestar, desconectar de nosotros mismos y enfermar.


En este conectar también es muy interesante la alimentación, cómo nos nutrimos, porque si fluimos con la naturaleza y si nos alimentamos con los alimentos que nos ofrece cada temporada obtendremos más beneficios y en todas las dimensiones humanas (física, psicológica y espiritual):

  • Máximo valor nutricional, energético y organoléptico.

  • Nos ayudará a regular la temperatura corporal.

  • Sus sabores reconfortarán nuestro sentir. Por ejemplo los sabores dulces del boniato, la calabaza o las castañas y las cocciones largas típicas del otoño nos llevan al recogimiento, a concentrar nuestra energía hacia el interior invitándonos a bajar el ritmo y a tener momentos de reflexión e introspección. En cambio en verano, sus frutas y verduras nos refrescan, movilizando la energía para ser más expansivos.

  • Somos más responsables y sostenibles con el entorno.

  • Nos ayuda a mantener una conexión interna muy sutil con la naturaleza.

Está en nuestras manos empezar a cuidarnos y pensad que nunca es tarde para iniciar este camino.