logo%20montse_edited.jpg
montsepijuan_edited.png

EL PROCESO DE APRENDER


Hay una relación entre la AMÍGDALA, nuestro centro emocional, y la parte PREFRONTAL del cerebro, encargada de dirigir nuestras reacciones. Cuando esta conexión es directa entonces el cerebro está preparado para aprender de una forma significativa.


Es decir, para aprender con SENTIDO necesitamos SENTIR, vivir la experiencia aceptando lo que sentimos.


Para que esta conexión ocurra son muy importantes los siguientes ingredientes: el sentirse QUERIDO, ACOMPAÑADO y SOSTENIDO, el tener buenos hábitos de SUEÑO, el llevar una ALIMENTACIÓN saludable para cuidar el intestino, el MOVIMIENTO y el contacto con la NATURALEZA.


Si tenemos en cuenta estos ingredientes es más probable que surja la magia del aprendizaje.